TITULO DE LA INTERVENCIÓN MURAL:
NIMAHI

SIGNIFICADO

“familia” lengua chiapateño

UBICACIÓN DEL MURAL:

Popayan  

 

 

Los Wounaan o Noanamá de la costa pacífica.

Esta población es conocida popularmente como los Cholos, están ubicados en las orillas de numerosos ríos y quebradas de la cuenca media y baja del rio San Juan la cual desemboca en el océano pacífico en el Valle del Cauca.

Otros pequeños grupos de ésta población se encuentran ubicados en el curso medio del rio Calima en las desembocaduras de los ríos Dagua y Merizalde, este último limita con el departamento del Cauca y en la vía que conduce a la base naval de Bahía Málaga sobre el pacífico.

Las regiones ocupadas por los Wounaan son de clima tropical, lluvioso, superhúmedo con temperaturas anuales de 25°C aproximadamente.  Las viviendas de este grupo étnico se encuentran extendidas a lo largo de los ríos y quebradas.

Debido a la incursión de grupos misioneros religiosos que llegaron con la intención de evangelizar a los indígenas para tener control total sobre ellos, los Wounaan se vieron obligados a desplazarse, por lo que se puede apreciar concentración de casas en pequeños poblados a lo largo de los ríos, viviendas dispersas y caseríos.

Los caseríos son nombrados según el apellido del fundador entre ellos se encuentran: Chachajo, Puerto Pizarro, Chapien, entre otros.

Los Wounaan se han establecido en tres tipos de asentamientos:

Dukispien:  Habitan ls partes altas de las quebradas. Ellos se caracterizan por su aislamiento y arraigada concentración de patrones culturales tradicionales. Su infraestructura conserva características ancestrales que son construidas en pilotes de madera.

Duchare: Viven en la parte media del rio.

Badpien: Se ubican en la parte baja de San Juan.

Tanto los Duchare como los Badpien se caracterizan por su permanente contacto con población no indígena como: Afrodescendientes, comunidades religiosas, campesinos colonos, funcionarios del estado y organizaciones no gubernamentales.

Sus viviendas son hechas  manera de cuartos y techadas con hojas de zinc.

Existen 24 organizaciones comunitarias de estos grupos.

Los Wounaan tienden a migrar de un rio a otro como mecanismo de adaptación.

Lengua: En el Valle del Cauca al sur de Buenaventura se encuentra un pequeño asentamiento de indígenas Chocó hablan el dialecto Embera del sur del Pacífico. Se autodenominan Eperara Siapara.

Los Eperara Siapara están ubicados en la costa pacífica, más específicamente en el río Saija, hablan Pede, que es su lengua materna. Su máxima autoridad es el Tazhinabe quien hace las veces de guía espiritual y cultural. Se alimentan de la caza, pesca, recolección y su propia horticultura.

Las diferencias de los Eperara y los Wounaan radican en su lengua y mitología.

La población indígena contrae matrimonio a muy temprana edad.  Su tasa de mortalidad es muy alta.  Los cargos más importantes dentro de la comunidad son ocupados por el hombre. El rol de la mujer es importante como madre, la persona que conserva las tradiciones y costumbres, el contacto con la comunidad no indígena es muy esporádico para ésta figura.

Su organización política está concentra en el cabildo (entidad pública donde los miembros son escogidos) con un gobernador que lo lidera. En ese espacio ejercen las funciones que les obligan sus leyes, sus usos y costumbres.

Agricultura:

Es de selva tropical itinerante en parcelas de plátano, maíz, banano, caña de azúcar, banano, yuca, piña y cacao. También cultivan aunque en menor medida rascadera o papachina, chontaduro, ñame, la guaba, el borojó y el árbol de pan.  Productos como el arroz y la yuca. También siembran árboles frutales como: Naranja, mango, guayaba, limón y caimito.

Su actividad artesanal es una fuente de ingresos significativa debido a las formas y acabados de los objetos de cestería y los trabajos de madera. Estos elementos tienen usos decorativos y domésticos.

Dentro de su gastronomía se encuentran: El viche (bebida alcohólica), la chicha de maíz, los envueltos, la colada de maíz, mazamorra, tapao, murriaga, entre otros.

Música y danza:

Sus ritmos musicales están relacionados con las rogativas, los que consisten en bailes y danzas que hacen los indígenas a su dios Ewandan solicitando salud, protección contra males, enfermedades. Y la destrucción del mundo.

Sus ceremonias las llevan a cabo en Semana Santa, las fiestas de San Juan y en navidad. Sus instrumentos musicales son de percusión. Diferentes a los tambores.

Mas información 

 http://observatorioetnicocecoin.org.co/cecoin/files/Caracterizaci%C3%B3n%20del%20pueblo%20Wounaan.pdf

OBRAS FINALES: